jueves, 3 de julio de 2008

¿Qué hemos hecho para merecer estos dibujantes?

Llevo un tiempo rumiando una entrada como esta. Tomaroslo, escasos lectores, como un pataleta de amante del buen hacer. Dejadme hacer un poco de Risto.

Desde hace mucho tiempo (casi desde el Animal Man de Morrison, dibujado por Chas Troug y Doug Hazlewood) me pregunto cada dos por tres, ¿por qué demonios está este tipo dibujando ésta colección? Vaya por delante que quizá los ejemplos que pongo aquí no sean los más representativos de lo que se puede llamar un mal dibujo (si me pongo a buscarlos, los encuentro, ¿verdad Rob Liefeld?), pero sirven para mostrar mi perpeljidad ante lo que me parecen malas elecciones en el apartado gráfico de los tebeos que leemos.

Durante el último año, un tal Don Kramer dibuja la serie Detective Comics, con Batman como protagonista. Como digo, no es que sea un mal dibujante, pero llama la atención que una de las series principales de una editorial como DC Comics, y uno de los personaje emblemáticos del comic norteamericano, se deje en manos de un dibujante algo limitado (figuras humanas algo rígidas, escasa narrativa gráfica, profusión de líneas y sombras,...).

Y llama más la atención, cuando, como comentamos aquí, hay una jóven promesa de la tierruca, David Baldeón, encargandose de algunos números de Robin y otras series secundarias, con, en mi opinión, mayor calidad gráfica y narrativa.

Me ocurre lo mismo cuando leo los primeros números de Hellblazer. Por poner un ejemplo, algunos de los últimos números publicados en España (nº 30 y 31) están dibujados por William Simpson. Se podrían reproducir aquí las críticas comentadas anteriormente sobre Kramer. Estas limiaciones se hacen mallores si tenemos en cuenta que por esta colección han pasado dibujantes como Dave McKean, David Lloyd o Steve Dillon.

No se muy bien cómo funciona el sistema editorial americano pero me parece que sobran los dibujantes de calidad como para andar 'sufriendo' que buenas historias no cuenten con dibujantes a la altura o que malas historias no se vena compensadas por un dibujo de calidad. Tanto el fan o seguidor como el lector ocasional agradecen un buen dibujo, y ello anima a seguir comprando más tebeos.

¿Nos gustaría lo mismo 'La broma asesina' si no la dibujade Brian Bolland? Pues eso.

2 comentarios:

dunker dijo...

Aún recuerdo a principios de los 90 a Al Milgrom jodiendo cada comic en el que dibujaba. Y lo peor, es que tenía respaldo. Lo único para lo que valía era para entintar.

Pero Rob Liefeld es un fenómeno de la naturaleza. Aquí hay una lista de 40 (curioso número) de los peores dibujos de Rob:

http://progressiveboink.com/archive/robliefeld.html

Anatomía creativa. Amazing.

Alberto dijo...

Bueno, no tengo yo muy claro, que Al Milgrom sirviera para entintar. Creo recordar algún comic dibujado por Byrne en el que sus lápices quedaban ocultos tras la 'linea poco clara' de Milgrom.